¿Cómo Tratar las Enfermedades Más Comunes de los peces?

La mala salud de los peces no es infrecuente, pero la causa principal son las malas condiciones del agua. El agua saludable generalmente significa peces saludables, por lo que es vital prestar mucha atención a la condición de tu acuario.

Los aficionados que cuidan adecuadamente sus acuarios rara vez encontrarán peces enfermos, pero no hay garantía de que nunca tengas que tratar a tus peces por una enfermedad. Pero como se observa en https://www.blockfish.es/ saber cómo prevenir enfermedades y ser capaz de reconocer y tratar los problemas antes de que se vuelvan inmanejables garantizará años de éxito y disfrute con tu acuario.

Intoxicación de los peces por amoníaco

Aunque no es una enfermedad, la intoxicación por amoníaco es un problema común en los acuarios, especialmente los nuevos. Puede causar altos niveles de estrés en tus peces y provocar otros problemas de salud, incluidos trastornos bacterianos. Si ves a tus peces jadeando en la superficie con branquias rojas o inflamadas, es posible que tengan intoxicación por amoníaco.

El agua de tu tanque puede parecer turbia, lo que es un indicador de que el agua no se ha “reciclado”. Para tratar esta condición, prueba el agua para determinar si tiene amoníaco y pH, y verifica la temperatura del agua. Se recomienda un cambio de agua del 30 al 50 por ciento y debes repetirlo dentro de las 24 horas según sea necesario.

Limpia la grava de tu pecera con un sifón de grava y asegúrate de usar alimentos de alta calidad que no estén desactualizados. Para prevenir esta condición, evita la sobrealimentación, el hacinamiento y asegúrate de que tu sistema de filtración esté funcionando bien.

Boca de algodón en los peces de acuario

Esta infección bacteriana puede afectar a los peces tropicales y de agua fría. A veces se confunde con una infección por hongos debido a la aparición de manchas blancas o grisáceas en la cabeza del pez, aunque generalmente esta infección comienza como un área pálida alrededor de la cabeza y la boca. Esto puede volverse de color amarillo/marrón con bordes teñidos de rojo.

El Blog especializado en Acuarios y el mundo marino indica que las bacterias generalmente afectan la boca del pez, pero pueden aparecer lesiones en la espalda que parecen una silla de montar en el cuerpo del pez. Algunas formas de tratar esta afección incluyen un cambio de agua del 30% al 50% con un sifón de la grava del tanque. Se puede usar sal de acuario, pero tienes que asegurar que tus peces puedan tolerarla.

Además, debes eliminar el carbón del filtro de tu tanque durante el tratamiento. Esta infección es una de las razones por las que necesitas usar un tanque de cuarentena al introducir nuevos peces en tu acuario establecido.

La hidropesía en los peces

Por lo general, es una enfermedad fatal para los peces, la hidropesía se caracteriza por una hinchazón del abdomen de tu pez, que a veces hace que sus escamas sobresalgan. Tu pez parecerá apático y perderá el apetito. Si no estás seguro de si tu pez tiene hidropesía, colócalo en cuarentena inmediatamente y llévalo a un veterinario.

Mantener la calidad del agua de tu acuario es clave para mantener a tus peces a salvo de esta condición. Además, has de alimentar a tus peces con alimentos de alta calidad y evitar hacinamiento. Prueba el agua con frecuencia y observa a tus peces en busca de signos de estrés.

Infecciones fúngicas de los peces

Las infecciones por hongos son uno de los trastornos más comunes para los peces. Las esporas de hongos pueblan naturalmente los acuarios, pero los peces enfermos, estresados ​​o lesionados pueden causar un aumento peligroso. Estas infecciones se manifiestan como un crecimiento parecido a un algodón blanco en la piel, la boca, las aletas o las branquias. Esta condición es normalmente un problema secundario, por lo que necesitarás un tratamiento de dos partes.

Primero tendrás que tratar la enfermedad o lesión subyacente a través de los peces infectados que pasan tiempo en el tanque de cuarentena. Luego, limpia tu tanque. Es necesario un cambio de agua del 30 al 50 por ciento y un sifón de la grava del tanque. Debes tratar siempre tu tanque de manera higiénica cambiando regularmente sus redes. Siempre lávate y enjuaga tus manos antes y después de manipular los elementos del tanque.

About the Author Marta Abad

Creativa, curiosa y apasionada de mi trabajo. Adoro leer, pasear y estar con mi familia y amigos. Estudié magisterio y, desde entonces, cada día es una aventura. Comparto mis experiencias en mis blogs siempre que puedo.

Leave a Comment: